Ortesis de silicona

Home/Podología clínica/Ortesis de silicona

Dentro de la ortopodología, rama de la podología que estudia el movimiento y la mecánica de la marcha humana, se utilizan tratamientos para la corrección digital del antepié, es decir, los dedos de los pies. Aunque si precisamos, estos son tratamientos que corrigen la posición anómala de las articulaciones interfalángicas que forman las estructuras óseas de nuestros dedos. Estas sufren alteraciones y deformaciones como por ejemplo: dedos en garra o “en martillo”, sindactilias, infraducciones y/o supraducciones, Hallux Abductus Valgus (“juanetes”), Quintus Varus (“juanete de sastre”), amputaciones digitales, etc.

Para tratar estas afecciones existe en podología una serie de siliconas clínicas con las que podemos reordenar, alinear y armonizar la posición de los dedos y, por lo tanto, del antepie. Incluso, se puede paliar la ausencia de un miembro, evitando las consecuencias negativas del apoyo de un pie con la ausencia de alguno de sus dedos.

Dependiendo de la patología se pueden realizar múltiples diseños de estas órtesis, puesto que son diseñadas y moldeadas personalmente por el profesional directamente sobre el pie del paciente.

tratamiento: quiropodia y ortesis de silicona digital

imagen de dedo en garra o “martillo” y consecuencias

 

 

 

 

 

 

Una de las deformidades más comunes es la de los conocidos “dedos en martillo”. Los dedos sufren una alteración en su estructura articular por diversos motivos. Existe una hipotonía de la musculatura intrínseca del antepie, así como un desequilibrio entre la musculatura extensora y la flexora. Estas alteraciones se deben a varios factores: por el uso inadecuado de calzado, por una alteración biomecánica, edad avanzada y/o componentes genéticos.

Cabe mencionar que la causa de las alteraciones que sufren nuestros pies es una suma de diferentes factores. En una clínica profesional de pie y biomecánica se diseñan tratamientos que servirán como herramienta para paliar estos factores, solucionándolos y dotando al paciente de una mayor calidad de vida.