Análisis baropodométrico digital

Home/Podología deportiva/Análisis baropodométrico digital

Este análisis es el denominado “estudio de la pisada“. Se estudia la biomecánica estática de la persona (en bipedestación) sobre una plataforma de presiones compuretizada donde se observan los puntos de presión que reciben los pies y la postura corporal. Se determinará el tipo apoyo de cada pie y donde se localiza el centro de gravedad del cuerpo.

huella plantar

huella plantar

huella plantarSe exploran las curvaturas de la columna, la posición de la cadera, la forma de las rodillas y el tobillo. Entender la  biomecánica de las articulaciones en cada paciente es una de los objetivos para llegar al diagnóstico correcto. Alteraciones en la pelvis (cadera en retroversiónanteversión) provocan modificaciones en las curvaturas de la columna (hipelordosis, escoliosis,…) y en la posición de nuestras rodillas (genu varo o genu valgo). Esto determina de qué manera reciben la fuerza nuestros pies (con estrés en pronación  o supinación).

supinación-pronación

Morfológicamente, el pie se divide en pies cavos (bóveda plantar aumentada), pies aplanados (con descenso de la bóveda) y pies normales (bóveda sin alteraciónes). Cuando reciben el peso corporal se clasifican en pies neutros, pies varos o pies valgos. En el pie varo las presiones corporales se dirigen hacia el borde externo del pie; mientras que en el pie valgo las presiones se dirigen hacia la zona interna, brovocando el descenso de la bóveda.

A continuación, se estudia al paciente en movimiento y observamos el comportamiento del cuerpo globalmente y que tipo de apoyo realizan nuestros pies durante la dinámica, estudio biomecánico de la marcha.

El “estudio de la pisada” forma parte de la exploración y no se llega a comprender el tipo de apoyo plantar sin el análisis biomecánico global del aparato locomotor.

En definitiva, los sistemas informáticos y las plataformas biomecánicas nos ayudan a complementar la exploración clínica y son grandes herramientas para cuantificar y plasmar digitalmente las fuerzas que soporta la base de nuestro organismo, los pies.

Pero exclusivamente con los datos obtenidos de estos mecanismos digitales no se puede llegar al diagnóstico global del deportista.